Edificio del Círculo de la Unión Mercantil e Industrial de Madrid

El 24 de abril de 1924 se inauguraba, en una Gran Vía que aún daba sus primeros pasos, la nueva sede del Círculo de la Unión Mercantil e Industrial de Madrid.

El nuevo edificio se izaba en un enclave con mucha solera. En este mismo lugar se había situado el histórico Palacio del conde de Santa Coloma, famoso en todo Madrid por el buen aroma que desprendían sus cocinas. Así como el café Nueva Iberia, que se encontraba en la antigua esquina de Hortaleza con la calle de la Reina y era conocido por ser el lugar de reunión del conocido “Bilis Club” o “sociedad literaria sin reglamento, sin junta directiva y sin domicilio,  en la que participaban célebres tertulianos de la época como: Leopoldo Alas Clarín, Marcos Zapata, Armando Palacio Valdés o José Ortega Munilla.

 

 

Tras 5 años de obras, nacía un inmueble que daría cabida a las dependencias de esta exclusiva sociedad: sala de esgrima y gimnasio en el sótano; zonas de tertulia, lectura y comedor en la planta de entresuelo; un gran salón, despachos y oficinas en la planta principal y una terraza con varios merenderos de verano. Además, las plantas superiores del edificio estaban dotadas de lujosas viviendas de alquiler  y a pie de calle exclusivos locales comerciales.

Scroll to top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies